28 de septiembre de 2011

Volviendo a los 90 con Throwing Copper, de Live


 Hace un tiempo hablábamos de Sublime, una conocida banda de punk-ska de los 90; y hoy, en la misma onda voy a comentar uno de los mejores álbumes de la época post-grunge: Throwing Copper, del grupo Live. Aunque no sé la recepción que este CD tuvo en España en el momento de su publicación -1994-, sí que se que a día de hoy es un gran desconocido. Sin más introducción paso a comentar que se encontrará quien quiera escucharlo:
El sonido de Live es en general muy similar al de todos los grupos de su época: Nirvana, Pearl Jam, Creed…básicamente instrumentos simples en los que destaca el ritmo y la voz de forma especial. Y en cuanto a la caña, aunque es un álbum de rock es relativamente tranquilito con otros grupos que podáis escuchar. Además también abundan las guitarras distorsionadas que os harán olvidar la existencia de Lady Gaga al instante. Sobre el CD en particular, además del más conocido del grupo posiblemente sea también el mejor.  14 pistas y muy pocas que vayan a aburriros como para pasarlas, aunque si he de decir que la segunda mitad del álbum es algo más lento; según vuestro gusto esto podrá ser considerado algo positivo o negativo.
Y como no hay mucho más que decir, añado 3 canciones que seguro habréis oído en alguna serie o película americana; el videoclip en algún caso se ve un poco añejo y puede valer para echarse unas risas, un saludo




                                                                                                                         Carlos

25 de septiembre de 2011

Hoshi Saga Ringohime, minijuegos de unos segundos en flash


 Un juego bastante entretenido hecho en flash, hay varias fases y en cada una de ellas hay que encontrar una estrella de la forma que sea. Se juega muy rápido y es bastante original; y aunque el juego esté en japonés no hace falta comprender nada. He aquí el link, no dudéis en comentar lo que os parece, un saludo.

 
                                                                                                          Carlos

20 de septiembre de 2011

¿Piensas que tu chic@ es Superman/Superwoman?



 Esa misma pregunta, o una aproximada, se hicieron en la Universidad de Groningen en Holanda. En concreto, estudiaron la relación que existe entre el hecho de exagerar los rasgos positivos de tu pareja y la calidad de la relación. Según estudios anteriores, esto se había comprobado de forma general, siguiendo la siguiente teoría: al estar en una relación nosotros apostamos que la otra persona es la adecuada para nosotros, y si ella no es buena, no sólo le afecta a ella; si no que también nos salpicará a nosotros y nos hará sentirnos inseguros por haber fallado en nuestra decisión de entrar en una relación. Por eso de forma natural tendemos a pensar que nuestra pareja es mejor de lo que en realidad es.
El único problema con los estudios anteriores consistía en que habían medido estas ilusiones positivas de forma general, no para cada rasgo de la personalidad que una persona puede tener. Por eso en Groningen decidieron medirlo para los 5 grandes rasgos de personalidad –y sus contrarios-: estabilidad emocional  y neuroticismo, afabilidad y hostilidad, extraversión e intraversión, autocontrol e impulsividad y intelecto y estupidez. El objetivo del estudio era comprobar si tendemos a pensar que nuestras parejas sobresalen en alguno de estos campos en particular, y, en caso de que lo hagamos, si esto hace el matrimonio más exitoso.



Manos a la obra, tras realizar una tanda enorme de tests, los investigadores, Dick P. H. Barelds y Pieternel Dijkstra se llevaron una pequeña sorpresa: encontraron que en general no creamos estas ilusiones positivas acerca de nuestra pareja. Sin embargo, cuando existen en una pareja son un muy buen indicador de la calidad de la relación.  Además de este hallazgo, hay otros datos que llaman la atención en el estudio: por ejemplo, los hombres con alto grado de afabilidad y autocontrol; y las mujeres extrovertidas son las personalidades con más posibilidades de creas ilusiones positivas acerca de su pareja, teniendo por lo tanto más posibilidades de estar envueltos en relaciones de larga duración y calidad. Por otro lado, las parejas tienden a desarrollar menos estas ilusiones positivas a medida que la pareja va ganando años de relación –quizá a medida que conocemos mejor a la otra persona se hace más complicado pensar que, efectivamente, estamos saliendo con Superman-.



Algunas de las teorías que dan los investigadores para estos resultados es que quizás exageremos los rasgos positivos de nuestra pareja a un nivel global, pero no para los pequeños datos. Para entendernos, si nos preguntan si estamos saliendo con alguien simpático, diremos que sí, pero si nos preguntan si nuestra pareja nos pregunta que tal nos ha ido el día, diremos que sí o que no de forma fidedigna. Por lo pronto, dicen, no pueden establecer si las ilusiones en una relación son una causa, una consecuencia o un efecto secundario de una vida en pareja saludable.

Aquí tenéis el artículo completo en inglés por si queréis echarle un vistazo: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0092656610001637

                                                                                                                                   Carlos

El ciudadano sentimental, una propuesta política

De mi viaje a Estados Unidos han quedado grandes cosas en el recuerdo, especialmente, el maravilloso ambiente que se respira al pasear por Central Park, pero lejos de esos recuerdos, el libro que pude leer en los largos y desesperantes tiempos de espera para montar en aviones, coger trenes... es también digno de mención. Me refiero al libro de filosofía política escrito por George E. Marcus que se titula The Sentimental Citizen, sin duda, de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Dado que su lectura no es muy complicada y no es muy extenso -apenas 148 páginas- he creído conveniente recomendarlo a los seguidores de Estrellando la Estrella -si es que aún los hay. Aunque su precio también lo hace  menos recomendable -cerca de 27 dólares-, puede encontrarse en Amazon por apenas 10 dólares en versión electrónica -enlace-. Esta es su bonita portada -visto que las fotos atraen tantas visitar aprovecho para poner alguna:


El punto de partida de este libro es analizar las actuales propuestas dominantes dentro del mundo de la filosofía política, a saber, las de Jürgen Habermas, J. Fishkin o Karl Popper, atendiendo al modo que tienen de concebir al ciudadano y, sobre todo, su naturaleza. Según estos autores, la ciudadanía política necesita ser racionalizada, las instituciones políticas deben tratar de alcanzar una sociedad mucho más racional que se ocupe y preocupe de un modo concienzudo los problemas políticos que nos atañen. El mejor modo de hacerlo no es otro que el cultivo de la razón y la eliminación de los sentimientos que, a priori, serían opuestos a ella. 


 Sin un buen diagnóstico del ciudadano y la sociedad, cualquier propuesta política está destinada a fracasar, de modo que, las propuestas actuales no tienen posibilidad de éxito ya que, según Marcus, su modo de concebir al ciudadano político es falso, porque la separación absoluta entre emoción-razón, no sólo es irreal, sino contraproducente para el funcionamiento de la política. Por ello, él propone una concepción diversa del ciudadano político, tomándolo como ciudadano emocional, en el que razón y emoción se complementan y están en constante relación, es decir, no son antagónicas. Para mostrar esta ligazón Marcus adopta una metodología innovadora dentro del campo de la filosofía política; la aportada por las neurociencias, lo cual convierte su libro en uno de los pimeros en iniciar el campo de la neuropolítica. 

Lo que en principio se presenta como un trabajo teórico, de conceptuación de la verdadera realidad política en que nos movemos, acaba tocando tánto en la realidad de la misma, que le permite a nuestro autor incluso diseñar ciertas propuestas prácticas, como, por ejemplo, el fortalecimiento de ciertos sentimientos morales en el mundo político, la clasificación de los tipos de votantes, la importancia de la buena retórica en el discurso político y, sobre todo, la destrucción de ciertos mitos acerca del mal funcionamiento de la política actual, ya que, no es que la ciudadanía sea tonta para no saber ejercer su papel, sino que, quizás, no es motivada lo suficiente como para juzgar racional y cuidadosamente el mundo de la política, que lo perciben como algo externo a ellos, como algo que no les ocupa y, sobre todo, preocupa emocionalmente. Por ello Marcus reivindica lo emocional.

No quiero seguir destripando el contenido del texto, así que acabaré diciendo que Marcus es un gran erudito, de modo que maneja una gran cantidad de conocimientos que convierten la lectura en más placentera e itneresante; lo mismo utiliza ejemplos de la Alemania Nazi, de los Padres Fundadores de los Estados Unidos, el gobierno Bush, los atentados del World Trade Center, que, por ejemplo, maneja novelas de autores contemporáneos y modernos o ejemplos de la ciencia ficción como el capitán Spock -momento en que se ganó mi "me gusta" absolutamente.

Javi

19 de septiembre de 2011

Un profeta


Hoy comento la mejor película que he visto este verano. Sorprendentemente para mí, no es ningún taquillazo ni es una película ampliamente conocida por el gran público; no porque sea una película extraña, ni porque sea muy intelectual. La única razón para pasar desapercibida es que es francesa y no americana. A pesar de eso fue nominada a mejor película extranjera en la gala de los Óscar de 2010 –premio que ganó El secreto de sus ojos, también un largometraje increíble-, por lo que cualquier aficionado al cine habrá oído hablar de ella. No me enrollo más y voy al grano.


 Un profeta es una película del recurrente género de prisiones, con grandes obras como Cadena perpetua o en los últimos tiempos en nuestro país Celda 211. Como suele ser habitual, es difícil encasillar una buen film en un solo género, y Un profeta añade pinceladas de otras fuentes como las películas de gángsters o de desarrollo hacia la madurez –al estilo de Big,para  entendernos-. 
 Antes de hablaros del argumento,  he de decir que la película se extiende a lo largo de 2 horas y media pero a mí me mantuvieron entretenido; normalmente tengo la concentración de un pez de colores asi que ese dato podría resultar significativo. Y ahora ya vamos a la trama en sí: Malik El Djebena es un árabe de 19 años recién ingresado en una prisión francesa por asalto con arma blanca a un policía. En la cárcel hay dos grupos bien diferenciados: los árabes y los italianos. Malik no tiene ningún conocido en ningún bando y por lo tanto ninguna protección, eso lo convierte en el hombre perfecto para un trabajo que los italianos necesitan llevar a cabo. No os destripo más la película, no creo que haya llegado hasta un cuarto de hora siquiera de las 2 horas y media. 


 Por otro lado, también cabe destacar 2 cosas: la actuación del actor principal, Tahar Rahim, que ganó el Premio del Cine Europeo al mejor actor; y la rareza de ver a un árabe en una película francesa y que no sea el malo. Espero que os guste y os mantenga pegados a la pantalla, para mí Un profeta se merece un hueco entre las mejores obras de su género –cosa que no es fácil, las cárceles suelen dar lugar a buenas películas-. Un saludo
                                                                                                                    Carlos

Vuelta al curso, vuelven las series, vuelvo al blog

Tras un verano de completa inactividad, hoy me he propuesto volver a elaborar una entrada para el blog. Esto quizás no sea una gran noticia, ya que vuelve a la actividad otro individuo que llena la red de publicaciones que no dicen nada más que tonterías, sin embargo, trataré de aportar cositas interesantes de cara a este nuevo curso que comienza. Voy a tratar de recapitular algunas cuestiones interesantes que he podido descubrir este verano referidas al mundo de las series, las películas y los libros -quizás me atreva algún día con el arte, pero ya veremos. Hoy comienzo con las series porque, por un lado, esta noche se entregan los premios Emmy y, por otro, porque ¡ya están aquí! Vuelven las grandes series que tan buenos momentos nos han hecho pasar. "Big Bang Theory", "The Middle" "Community", "How I met", "Modern Family", estrenan sus primeros capítulos en esta semana que comenzamos hoy, lunes día 19.

Durante este verano he podido disfrutar principalmente 4 series: "Weeds" -que volvió antes que el resto-, "Californication", "Game Of Thrones" y "Raising Hope". Voy a dedicar un breve comentario a ellas. En cuanto a las dos primeras, nada nuevo puedo aportar que no se haya dicho ya, típicas series norteamericanas que mezclan drama y comedia siguiendo las andaduras de un personaje pintoresco: Nancy Botwin.y Hank Moody. Ambas son altamente recomendables para pasar un buen rato durante los apenas 25 minutos que dura cada capítulo.



Algo que no se puede decir de "Games of Thrones", ya que sus episodios son, mínimo, de 50 minutos de duración. Esta adaptación de la serie de novelas escrita por el norteamericano George R. Martin está ambientada en una especie de Medievo ficcional en el que los hombres parecen disfrutar de un estado de paz -en el sentido hobbesiano de sometimiento y miedo ante el poder soberano del mas fuerte- tras el ajetreo de épocas pasadas, en las que, por ejemplo, los hombre tuvieron que convivir con los dragones. Sin embargo, las luchas de poder para alcanzar el trono y, sobre todo, la venida del invierno está poniendo en peligro ese estado de paz y tranquilidad. Una serie mágica y entretenida que tiene como gran aliciente situarnos en esa especie de época medieval mágica dónde caminantes, dragones, tribus guerreras y un mundo ficcional -al más puro estilo Señor de los Anillos- añaden elementos nunca vistos en series de este tipo como, por ejemplo, la mítica "Los Tudor" a la que se asemeja en muchos aspectos. Estoy seguro que todos quedaréis enganchados para saber qué son esos malditos paseantes que tánto asustan con nada más nombrarlos.



Pero, sin duda, mi descubrimiento del verano ha sido la última de las series que he nombrado: "Raising Hope". Producida por el creador de la exitosa "Me llamo Earl", esta joven serie -sólo cuenta con una temporada- narra las andaduras de Jimmy, un joven norteamericano de clase media-baja que tiene que criar -con la ayuda de su extravagante familia- a Hope, la niña que ha tenido tras un affair nocturno con una mujer que resultó ser una asesina en serie y que es ejecutada nada más caer en manos de la Justicia. Esta serie recuerda a otras comedias de éxito de nuestro momento como "The Middle" o "Modern Family". Cada uno de los personajes tiene una fuerza espectacular, aunque mi favorita es la abuela -espero vuestros comentarios al respecto. La conjunción de todos ellos en su tarea de enfrentarse a los retos que el cuidado de Hope presenta, resulta en situaciones de lo más cómico y divertidas. De nuevo una serie con capítulos de 20 minutos de duración y buenas dosis de humor.
Volveré pronto comentando algunas películas, especialmente la última de Woody Allen, la gran "Midnight in Paris" y un muy buen libro que he podido leer este verano "Sentimental Citizen" en el que política, cultura de masas, neurociencias, emociones, se mezclan para tratar de ofrecer un diagnóstico del estado de nuestro mundo político actual, sobre todo, del ciudadano de nuestro tiempo. "Winter is coming" así que es tiempo de series.

Javi

2 de agosto de 2011

Moby, Destroyed y Play


En Estrellando la estrella aún no habíamos hablado de música electrónica, por la sencilla razón de que soy el único que escribe sobre música y no me gusta. Pero hay una pequeña excepción a esta norma, y esa excepción es Moby, el calvo más famoso del mundo -con permiso del de la lotería-. Posiblemente la vena artística le venga de familia, ya que es el tataranieto de Herman Melville, autor de Moby Dick -si estáis un poco avispados habréis hecho la conexión, de ahí es de donde viene el nombre de Moby-.



El caso es que Moby ha sacado nuevo CD después de una serie de fracasos que no merece la pena ni nombrar. Cuando me puse a escucharlo no pude evitar pensar: ¿qué será esta vez? un nuevo CD que no voy a molestarme en volver a escuchar, o un nuevo Play, al que considero una obra maestra. La respuesta, desgraciadamente, es la primera opción. Destroyed es tremendamente sintético en todas sus canciones, y resulta muy difícil distinguir cuando acaba una canción y ha empezado la siguiente. Por si esto fuera poco, a Moby le ha dado por alargar innecesariamente las canciones, y le ha salido algo bastante insoportable. Trataré de decir algo bueno al respecto, y es que realmente si escuchas alguna canción suelta, en lugar del CD seguido, se puede soportar e incluso no estar mal. Hasta ahí llega mi opinión de Destroyed, no es muy buena; pero en fin, calvito, no te guardaré rencor, ya sabes, insert coin, y a lo mejor la próxima vez te sale algo mejor.


Pero como no quiero ser tan crítico, también hablaré brevemente de Play, para mí la obra maestra de Moby y a día de hoy el CD de música eléctronica más vendido de la historia -David Ghetta se lo cuenta a su psiquiatra todos los miércoles de 5 a 6 de la tarde, es una tragedia-. Es díficil describir un álbum como este porque cada canción tiene una personalidad propia. Las hay sensuales, las hay relajantes, las hay moderadamente movidas -aunque en este aspecto el ritmo es más bien lento, especialmente si hablamos de música electrónica-. Y en general, las piezas que componen el longplay se complementan perfectamente, y eso hace que puedas escucharlo de un tirón y se te pase muy rápido, porque a diferencia de lo que ocurre con otros artistas, en este caso si no te dijeran que todas las canciones vienen del mismo CD posiblemente no te darías cuenta. Acabo con 4 canciones de Play, espero que os gusten si no las habéis escuchado antes y que las volváis a disfrutar si lo habíais hecho.





                                                                                                                        Carlos

30 de julio de 2011

Kingdom Rush

 
Volviendo a los juegos simples pero divertidos, vengo con uno que os puede tener pegados a la pantalla bastante tiempo. Kingdom Rush es un juego del tipo Tower defense; para los que no conocen este tipo de juegos, consisten en construir torres de distintos tipos para acabar con una serie de enemigos que avanzan por un camino. Si los enemigos son capaces de pasar todas nuestras defensas, perdemos. Quizá explicado suena complicado, pero una vez probéis es muy sencillo. Kingdom Rush, el juego de hoy, tiene prácticamente todo lo que podéis pedirle a un juego de su clase: gráficos bonitos, dificultad complicadilla pero no imposible y duración para estar muchas horas con él. Asi que dejo ya de hablar de él, podéis probarlo aquí.


                                                                                                                        Carlos

28 de julio de 2011

Rarología


Tras unas pequeñas vacaciones en Reino Unido, vuelvo a ponerme delante del ordenador para escribir, y hoy traigo un libro que me ha mantenido entretenido buena parte del mes de Julio. Hablamos de Rarología, escrito por Richard Wiseman, un psicólogo y mago. El tema del libro es exactamente el que dice el título. Ni más ni menos, es un compendio de estudios raros basados en la vida cotidiana. Entre otras cosas, Wiseman explica cual es la diferencia entre una sonrisa real y una falsa, o por qué la mayoría de personas preferirían ponerse un jersey manchado con heces de perro antes que el de un asesino en serie. A lo largo del libro, nos habla de multitud de temas, consiguiendo que no nos aburramos al haber mucha variedad.

 
No suelo traer al blog libros de divulgación científica, y si lo he hecho en esta ocasión es porque me ha parecido francamente divertido y creo que si le dais una oportunidad no os defraudará.  Para acabar esta breve reseña, acabo con el chiste más gracioso del mundo. En uno de los estudios explicados en el libro, Wiseman crea una enorme base de datos con chistes de todo el mundo, y al final llegó a la conclusión de que este es el mejor de todos:

Dos cazadores están en el bosque cuando uno de ellos de repente cae al suelo. No parece que respire y tiene los ojos vidriosos, de modo que su amigo coge el teléfono móvil y llama al servicio de emergencias:
-Oiga, mi amigo está muerto. ¿Qué hago? ¿Qué hago?
- Cálmese, tranquilo, ¡estamos aquí para ayudarle! Vamos a ver… Lo
primero que tiene que hacer es asegurarse de que su amigo está
realmente muerto…
Entonces se hace una pausa y a continuación se oye un disparo.
El cazador vuelve a coger el teléfono y dice:
- De acuerdo, y ahora, ¿qué hago?

                                                                                                                               Carlos

28 de junio de 2011

Retocadores fotográficos

Hoy vamos a dedicarle una entrada a un arte que ha renacido en los últimos años: el retoque fotográfico. Aunque ha existido desde que se creó la fotografía, su verdadero auge vino ligado con el famoso programa informático Photoshop.

Un ejemplo de retoque sin Photoshop. La cabeza es de Lincoln y el cuerpo del político John Calhoun.
 Como en este caso sobran las palabras, vamos a ir enseñando los retoques de algunos artistas dedicados a esto:

-Christophe Huet:






-Erik Johansson







 -Josh Sommers




-Romain Laurent











Y con eso acabo la entrada, ¿serán estos artistas los Miguel Ángel de nuestro siglo? Saludos, 

                                                                                                                       Carlos


27 de junio de 2011

Monográfico sobre eco-arquitectura (II): concepto y algunos arquitectos

En primer lugar, vamos a responder a la primera pregunta que uno puede hacerse al hablar de arquitectura ecológica; ¿qué es la arquitectura ecológica? Aunque el concepto es amplio y cada arquitecto tiene sus propias ideas, podemos marcar tres principios fundamentales:

1) Tener en cuenta la localidad en la que se realiza la construcción: valorar el paisaje, los materiales de construcción que están disponibles en la zona o el clima. Darle importancia a este hecho abarata el coste del proyecto y minimiza el impacto ambiental, así como los gastos en transporte de materiales.
2) El uso de recursos renovables y la gestión inteligente de estos recursos- tanto energía como agua-: esto reduce la contaminación y la dependencia de la vivienda del exterior
3) El sentido común para tener en cuenta las necesidades reales de cada vivienda y las de la localidad en la que se construirá. Este punto debería ser común a cualquier tipo de arquitectura, pero por desgracia no lo es.  

Y una vez definido el concepto, vamos con los nombres propios de la arquitectura ecológica:

Frank Lloyd Wright: este señor es uno de los grandes arquitectos del siglo XX. Su estilo no es ecológico, pero a pesar de eso lo menciono por dos razones: la primera es que en la etapa final de su carrera creó las “viviendas usonianas”, en las que reducía la construcción a lo esencial. La justificación para estas viviendas es la Gran Depresión americana, que creó una necesidad de abaratar costes. Y la segunda razón para mencionar a Wright es su filosofía orgánica, de adaptarse al cliente y al medio con el que trabajaba; un buen ejemplo lo podemos ver en su obra “la casa de la cascada”.

La casa de la cascada, un ejemplo de arquitectura integrada en la naturaleza

 Nader Khalili: este arquitecto iraní puede contarse como uno de los pioneros dentro de la arquitectura sostenible. Su principal  innovación es la construcción con sacos de arena y alambres, denominada superadobe. El interés de estas viviendas consiste en la capacidad que tienen para resistir seísmos, terremotos y demás catástrofes, y además con un coste económico. El trabajo de Khalili empezó a finales de los años 70 y levantó bastante interés por todo el mundo. La ONU lo nombró asesor de arquitectura sostenible y la NASA se interesó en su obra, ya que este tipo de construcción podría emplearse en un futuro campamento en la Luna o Marte. 





Michael Reynolds: como ya le dediqué la primera parte de este monográfico a su documental “Garbage Warrior”, me limito a nombrar sus Earthships

Jonathan Cory-Wright: más que por su importancia, lo incluyo por ser el único que he encontrado que se centre en España. Este británico descubrió la caña en un viaje a nuestro país y desde entonces se dedica a realizar construcciones con ella. La caña tiene la particularidad de ser muy elástica y resistente, y permite formar estructuras con apariencias muy irregulares. Es el más actual de  los arquitectos que he nombrado, y en la actualidad su técnica aún está en desarrollo. Con todo, ya tiene algunos  trabajos espectaculares, como el que hizo para la ExpoAgua Zaragoza 2008.




Quizá haya muchos más arquitectos dedicados a este estilo, pero estos son los que más me han llamado la atención y sobre los que he encontrado más información.  Espero que hayáis disfrutado con la segunda parte de este monográfico, siento que me haya llevado más tiempo de lo esperado por culpa de los exámenes, pero más vale tarde que nunca. Aún estoy informándome sobre el tema, si encuentro cosas de interés haré una tercera parte con las razones por las que este tipo de arquitectura no está más extendida por el mundo. Saludos,

                                                                                                                Carlos

Fuentes:

26 de junio de 2011

El mal de siglo: conflicto entre Ilustración y Romanticismo en la crisis finisecular del XIX

Si hace unos meses presentábamos en este blog una obra monumental y erudita para comprender el nacimiento de la sociedad contemporánea en que vivimos, me refiero a Rites of Spring. Ahora me atrevo a decir que este libro que aquí vamos a presentar: El mal de siglo: conflicto entre Ilustración y Romanticismo en la crisis finisecular del xix, escrito por Pedro Cerezo Galán, posee estas mismas cualidades sólo que la sociedad que nos permite comprender es la nuestra propia, es decir, la de España.



Cerezo elabora una de las investigaciones más eruditas y cuidadas que he podido encontrar nunca para observar cómo en la literatura de finales del xix la constante contraposición irresoluble entre los pares “fe-razón”, “sentimiento-razón”, “creencia-ciencia” pone ante el abismo a aquellos que viven y, sobre todo, piensan en aquella época. El nihilismo es su nota dominante, marcado especialmente en el caso español por la impotencia que los sujetos sienten ante la situación política. La conciencia burguesa está en declive, frente a ella se alza el romántico cuya vitalidad y fuerza trata de alcanzar los lugares que la fría razón calculadora y utilitarista burguesa no puede atisbar.




El lugar en que mejor se puede percibir esta lucha entre lo establecido y lo revolucionario, lo ilustrado y lo romántico es, sin duda, la Generación del 98, a raíz de su análisis Cerezo trata de dar forma a ese momento de crisis espiritual que sería el preludio de la sociedad que a principios del siglo xx determinó nuestra actualidad, es más, aún vivimos en esta irresoluble tensión. Tanto Ortega, Unamuno, Machado, Ganivet, Azorín, Valle-Inclán, Baroja… son autores que tienen un papel principal en este recorrido que Cerezo elabora tanto narrativa como exhaustivamente ya que, aunque estamos ante un libro de ensayo en mucho momentos puede leerse con la rapidez y facilidad de una novela debido a su grado de asequibilidad y capacidad para engancharnos. Estamos sin duda ante una joya monumental cuya lectura recomiendo a modo de hacer más llevaderas esas tardes de verano que están por venir.


Javi